24 ago. 2011

Las patologías de Alicia

Si buscan en este blog la palabra "Alicia", encontrarán la verdadera historia de Lewis Carroll, o Charles Lutwidge Dodgson; su nombre verdadero. Ahí les cuento de su insana obsesión por las niñitas y de cómo la proyección de su obra puede ser un testimonio real de una niña abusada y torturada.

En este post te cuento de sus posibles patologías, bien relatadas en la obra y a descripción de  mi sentido común, muy explícita.


Ahora, para dejar claro el horror por el que pasó Alicia, enlistaré algunas de sus patologías:


Macropsia: Síndrome donde la persona puede sentir que su cuerpo entero o partes del mismo se alteran en tamaño y forma y que los objetos se encojen o se agrandan, se alejan o se acercan. Esta patología no es un problema visual, sino un trastorno en la forma en que el cerebro toma y procesa la información entrante. La percepción de objetos como más grandes de lo que son.

Delirios de persecución. Se manifiestan con la creencia paranoide de que se es maltratada y perseguida por los demás.

Esquizofrenia: Durante la infancia se manifiesta como un gran impedimento para tomar decisiones, desconfiar de todos ya que siente salir lastimado, ver y oír cosas que no son reales.

Simple negación: Enterarse por un gato que uno está loco no ha de ser fácil así que el enfermo entra y sale de su alucinación como método de evasión y de un incontrolable ciclo donde el mundo real hace daño y el imaginario también.

Al final contiene una críptica declaración de amor que hace alusión al mismo autor hablándole a la niña en sus tres últimos versos  recitados por el conejo: («esto deberá ser para siempre / un secreto, que todo el mundo ignore, / entre tú y yo»).  


 

3 comentarios:

Luis Art dijo...

Les comparto el enlace del primer post de Alica que hizo Nia, para los que no lo han leído.

http://luis-art.blogspot.com/2008/11/alicia-en-el-pais-de-las-maravillas.html

Eliza Day dijo...

He llegado a tu blog por casualidad y me ha hecho gracia encontrarme con este artículo.
La verdad es que hay muchas teorías sobre "Alicia en el país de las maravillas". Pero ninguna hasta ahora probada.
Hay quien sostiene que era pederasta y hay quien dice que sólo tenía cariño a la niña que describe en el libro.
Si es verdad que si te lees el libro en inglés hay ciertas frases que te dejan descolocado. Pero es que Lewis Carroll era también un hombre de ciencias y eso influye mucho, sobre todo a la hora de hacer descripciones.
No me gusta que se hagan aseveraciones que no pueden ser probadas, porque a pesar de todo, es un gran libro. Uno de esos libros que se pueden leer de mil formas diferentes.
Por lo demás, me gusta este blog, lo encuentro muy interesante, así que lo enlazo :).

Nia Romero dijo...

Vientos Eliza, buena observación. Síguenos leyendo y sigue opinando, nos encanta saber que hay un mundo allá afuera.