8 may. 2013

Matthew Davis y su estilo auténtico

Si el post-impresionismo y el puntillismo se casaran, éste sería su hijo: Las obras de Matthew Davis, un artista que pinta gota a gota.



Mediante una técnica que él mismo perfeccionó, Davis "acuesta" su lienzo sobre una mesa y poco a poco deja caer la primera capa de color en forma de gotas. —Le permito a la pintura expresarse como ella lo decida, es un trabajo lento y laborioso, pero es a la vez muy reconfortante. Es como mantener una relación estrecha con la pintura, escucharla hablar, observar hacia donde desea dirigirse y ser testigo de ello—, dice Davis mientras coloca unas cuantas gotas sobre su lienzo en su estudio de Berlín.





Sus obras consisten en dejar caer tantas gotas de pintura como la obra lo amerite, mezclando colores, brillos, capas (dejando secar una y otra) y matices hasta alcanzar el efecto deseado, —A veces es difícil saber cuándo está terminada la obra, nunca sabré cuando he colocado la última gota, no espero que la pintura sea perfecta, en realidad dejo el lienzo tranquilo unas dos semanas, y si siento que ya no hay nada que deba hacer, entonces lo doy por terminado—. continúa Davis.



El efecto final, es un juego de brillos y luces que evocan un ambiente húmedo, que hasta se puede respirar. La mayoría de las obras de Matthew Davis, son sobre el Soccer, una de sus aficiones, pero también realiza otros trabajos de chispeante júbilo y parsimonia. 

3 comentarios:

Key Hunters dijo...

Virgen santa. Qué paciencia. No entiendo cómo pueden salir imágenes coherentes de un estilo que en principio parece tan aleatorio. Esta gente sí que vale.

Vicky dijo...

El proceso de la obra está lleno de la calma, el ambiente tórrido y pacífico de la lluvia. Hermosos cuadros.

buenas pelis online gratis dijo...

me gusta este sitio