14 may. 2010


Hay veces que nos despertamos con un hueco en la panza y no es de hambre. Al meno no por falta de alimento. Es un hueco que nos recuerda que no estamos prestando atención a nosotros mismos; a nuestro interior.
Pero ese vacío como pudiere ser llenado? Hay días que brillan y otros que parecen más opacos... Hay días en que hasta los sonidos se hacen notas, y otros en que sólo escuchamos ruido.
Días en que todo es inspiración e iniciativa; por escribir algo, pintar un cuadro, llamarle a la abuela, visitar una tumba, ver películas viejas. Otros en que sólo queremos quedarnos en cama, cobijados apestando a nuestra propia tristeza...
Eso, todo lo feo es a lo que yo le llamo, factor "fuchi" y amanecer fuchi no es padre.

Ya se, que después de leerme en gaya con todo el absurdo filosófico, no pareceré la misma... pero todos somos humano y todos nos hemos preguntado, si vamos por buen camino.
En mi teoría la única forma de llenar un vacío es con algo igualmente vacío, como lo haría una vacuna o la homeopatía.
Vacío de información, vacío de palabras, vacío de personas.... Es como retirarse y darse el permiso de faltar a la vida ese día, decirse a sí mismo, "Hoy no existo ni para mí" y eso no nos hace derrotistas ni unos simples mortales. Nos hace humanos.

En el budismo por ejemplo, la meta número uno es aceptar nuestra humanidad para poder alcanzar algún día un estado elevado de iluminación (aunque no nos convirtamos en un Buda).
Así que el objetivo de retirase del mundo y llenar el vacío con más vacío implica estar conscientes de que es una catarsis y de que todo lo que ocurra en esas horas de introspección, nos serán de aliciente para conquistar otra parte de nuestra humanidad.

Es curioso como la mayoría piensa que meditar es "poner tu mente en blanco" pero no. Es llenarla de las cosas que sí funcionan y vaciarla de las que no.
Si tú algún día te sientes fuchi, vacíate, y date permiso.

Ni la familia, ni el trabajo, ni la escuela dejará de funcionar porque tú no estés ahí. el mundo se las arreglará. Mientras tú concéntrate en disfrutarte, en vivir tu lado humano, en reposar tu mente y actitud de "súper humano", siéntete en la libertad de decir: "hoy no estoy para nadie, sólo para mí"

No hay comentarios: